Ladran, luego cabalgamos

Cuando la Revolución sube a escena

La Compañía Atirohecho surge en 2011 con el espectáculo “No te salves. Homenaje a Mario Benedetti”. El escritor uruguayo y uno de sus poemas que incita a la participación ciudadana, comprometida, con la realidad política, marca el rumbo del quehacer de Atirohecho que continúa ahora con “Ladran luego cabalgamos”. A modo de manifiesto los valencianos declaran: “Nosotros consideramos que este continente tiene en su vientre una criatura que se llama Revolución, que viene en camino y que inexorablemente por ley biológica, por ley social, por ley de la historia, tiene que nacer. Y nacerá de una forma o de otra. El parto será institucional, en un hospital, o será en una casa. Serán ilustres médicos o será la partera quien recoja la criatura. Pero de todas maneras habrá parto”.
Atirohecho afronta un tema capital que siempre ha estado presente en la historia del teatro y más aún en la historia del teatro moderno a partir de Bertolt Brecht: la política.

En realidad todo teatro es político (incluso el aparentemente inofensivo, inocuo, teatro de divertimento), pero, además de político, existe un teatro combativo, de barricada. Teniendo en cuenta la declaración de intenciones antes expuesta, entrecomillada, podemos arriesgarnos a calificar como “combativo” el teatro de Atirohecho que apuesta por un trabajo físico que acompaña a la palabra y que tiene como guía la memoria histórica.
Actuando como la magdalena de Proust que desata los recuerdos en “En busca del tiempo perdido”, aquí, los intérpretes (Ramón Méndez, Margarita Mateos, Bruno Tamarit, Rafa Segura, Carla Chillida y el actor invitado de nacionalidad china, Hao Cui) acudirán a las canciones, a los poemas, a los discursos,de otros tiempos (aparentemente, sólo aparentemente superados) para establecer paralelismos con la situación política de nuestro convulso presente e imprevisible futuro. Así coexisten en este espectáculo los discursos incendiarios de La Pasionaria con los mensajes de Anonymus difundidos a través de las redes sociales; la revolución de Asturias de 1934 con las acampadas del 15M; los poemas de los autores de la Generación del 27 con los temas de los cantautores que enfrentaron al franquismo…
Según Atirohecho la Revolución está a punto de nacer. Puede que tengan razón, pero, ojalá, no venga, según la anunciaba Karl Marx, en su célebre y sangrienta sentencia: “La violencia es la partera de la Historia”.

Direcció: Carla Chillida
Dramatúrgia: Atirohecho
Intèrprets: Bruno Tamarit/Juanjo Navarro, Margarida Mateos, Guille Zavala/Román Méndez, Rafa Segura, Carla Chillida.
Col·laboració especial: Hao Cui/Hu Zhao
Text guerrilla: Rafa Segura
Fotografia: Ramón Jiménez, David Ruiz
Registre audiovisual: Nacho Carrascosa, Mamen Jiménez
Il·luminació: Ximo Rojo e Hipólito Patón
Grafista: Elías Taño

VIDEO: